Muiños Floratab, 24 cáps.

11,95 

Complemento alimenticio a base de Saccharomyces boulardii CNCM I-3799 para el equilibrio de la microbiota intestinal.

  • Pago 100% seguro
  • Devoluciones garantizadas
  • Gastos de envío desde 4.90€.
  • Envío GRATUITO en compras superiores a 59 €.

Hay existencias

Añadir a la Lista de deseos
Añadir a la Lista de deseos

Descripción

Complemento alimenticio a base de Saccharomyces boulardii CNCM I-3799 para el equilibrio de la microbiota intestinal. SIN lactosa. SIN gluten. SIN edulcorantes. SIN azúcares añadidos. SIN colorantes. SIN conservantes. APTO PARA VEGETARIANOS. ADECUADO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA (consultar antes con el médico). ADECUADO PARA NIÑOS (previo consejo médico).

INDICADO PARA:
+ TRASTORNOS INTESTINALES
+ HINCHAZÓN, METEORISMO
+ APARATO UROGENITAL FEMENINO
+ APARATO UROGENITAL MASCULINO
+ BIENESTAR DURANTE EL EMBARAZO
+ AFTAS

MODO DE USO: 1 cápsula al día, después de las comidas o según sea necesario.

SUGERENCIAS DE UTILIZACIÓN

+ Disbiosis aguda.
+ Mejora de los problemas de alergia.
+ Apoyo en momentos de mayor estrés inmunitario, como inicio en guarderías y centros infantiles.
+ Mujeres embarazadas, previo consejo médico.
+ Beneficioso para personas que no toleran adecuadamente productos con aroma, personas que sufren náuseas y mujeres embarazas o en fase de lactancia.

COMPOSICIÓN

Saccharomyces cerevisiae var. boulardii CNCM I-3799, cápsula vegetal (hidroxipropilmetilcelulosa, colorante: bióxido de titanio).

INFORMACIÓN SOBRE LOS INGREDIENTES

SACCHAROMYCES CEREVISIAE VAR. BOULARDII
Saccharomyces cerevisiae var. boulardii es una levadura probiótica. Vive en el tracto gastroentérico sin invadir otros compartimentos. Resulta ser resistente a la actividad antibacteriana de los antibióticos, a la actividad gástrica y a la proteolisis enzimática. Diversos estudios y ensayos clínicos ponen de manifiesto las propiedades benéficas como la regulación de la respuesta inmunitaria, el restablecimiento de la flora bacteriana normal, una acción trófica sobre la mucosa intestinal y un efecto antitoxina.

Resulta útil en algunas patologías agudas, como las enterocolitis (diarrea aguda), la diarrea del viajero y la diarrea debida a los antibióticos, y crónicas, como la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable y las infecciones parasitarias. Esto es posible puesto que limita el desarrollo de microorganismos patógenos mediante un mecanismo competitivo y gracias a su elevada resistencia. Es capaz de promover el restablecimiento de la eubiosis en condiciones de fuerte estrés. Es muy útil en caso de candidiasis ya que, junto con una dieta pobre en hidratos de carbono sencillos y de harina refinada de trigo, obliga a la cándida a retroceder desde la fase vegetativa a la fase de espora, con la desaparición de los síntomas y el restablecimiento de una situación de eubiosis intestinal.